Ir al contenido principal

El rincón de la vergüenza




Hubo una época en la que a los niños desobedientes que hablaban en clase o no hacían la tarea se les enseñaba a reglazo limpio o se le imponía el clásico castigo del rincón de la humillación, o se los llevaba el Mamoche, un personaje que hacía que en los tiempos de nuestros padres, los niños le tuvieran pánico a un payaso en zancos, o a un plumero. Hoy las cosas son diferentes, ahora los niños de jardín necesitan un iPad última generación (las tablas de picar quedaron en el pasado, reemplazamos las barbies por bebés y los cochecitos por un Audi), ahora los niños de diez años con amenazas de demanda, tienen a más de un papá temblando bajo la cama.

Imaginemos a uno de estos niños criados con iPad, con un nombre cualquiera, digamos Andrés, y con los apellidos más comunes que se nos ocurran, digamos Salamanca y Danderino. Bueno, a este chico le dieron un Audi, es decir, el típico auto destartalado al que podría acceder cualquier muchacho al entrar a una universidad humilde como Los Andes, y luego el muchacho se fue a tomar algunas frías con sus compinches en algún lugar, seguramente del mismo estatus de ‘cuadra alegre’, salió en ‘el destartalao’ para su casa, sintiendo el cosquilleo en las manos que dejan algunas copas como consecuencia. Apenas se sintió mareado en un momento donde, por un segundo, dejó de reconocer si las luces que veía pasar, a toda velocidad a los lados de su auto, eran reductores de velocidad o estrellitas en el cielo. 

Pero el destino es cruel y el chico se distrajo, seguramente pensando en los trabajos de fin de semestre e hizo volar accidentalmente un impertinente taxista que se atrevió a cruzarse, y antes de que Andrés tuviera tiempo de reaccionar ya tenía encima dos muertas, un herido y un montón de policías que menos mal, no impidieron que mamá Danderino se llevara a ñeñé  a descansar después de semejante experiencia.
¿Alguien se ha puesto a pensar en el estrés que una situación como estas puede acarrear?, el pobre Andrés tuvo entonces que recurrir a una casa de reposo cualquiera, sucia y con cucarachas, así como lo es la clínica Monserrat, y que seguramente privó a esta humilde familia del almuerzo dominical de un año,  porque papá Salamanca y mamá Danderino son los típicos papás colombianos que han tenido que sudar la gota gorda para tener donde vivir, y un trapo decente con qué vestir.

Aun así hay ciudadanos desalmados que no paran de hablar peligro que Salamanca Danderino representa para la ciudad, se excusan en que uno de sus lloriqueos con mami podría dejar a cientos sin casas, sus niveles de estrés podrían poner en peligro la vida de todos sus compañeros, y estudiando en la Universidad de los Andrés, una rabieta podría convertir el cerro de Monserrate en un volcán. Dicen que un peligro así hay que mantenerlo lejos de la sociedad. Si es cuestión de hacinamiento más de uno estará de acuerdo en liberar un par de matones, psicópatas o violadores, que seguramente ya cogieron escarmiento y de estar en las calles, jamás volverían a cometer un crimen.

Aunque los medios ventilaron el caso, convirtiendo la vida de nuestro muchacho, que apenas cuenta 23 años, en comidilla del pueblo y en algo peor que el rincón del castigo, la monstruosidad toma forma humana en la jueza 62 de control de garantías, que maliciosamente ha dicho que Andrés Salamanca, no representa algún peligro para la sociedad, seguramente porque tiene planes peores para él.

En vez de enviar al ñeñé  a una de las bien dotadas cárceles de Colombia, en donde seguramente recibiría el trato pertinente y podría tener una habitación para él solito (Tan sólo en la modelo hay cupo para 7.230  reclusos y alberga únicamente a 2.850, ¿o era al revés?), la jueza se ha abstenido seguramente porque lo va a dejar relegado a vivir de por vida en su rincón de la humillación, o a pagar una indemnización que su familia no podría pagar ni en tres generaciones, cosa que seguramente le acarreará problemas para conseguir trabajo, o novia, o un nuevo juguete de cuatro ruedas de por vida. Siendo los castigos así de duros para los muchachos, prefiero que liberen 4 violadores, 3 asesinos y un psicópata y medio para dejarle la celda a Salamanca.

Deberíamos como colombianos darnos vergüenza, y pensarlo dos veces antes de seguir desestimando a la jueza, por no considerar a Salamanca como un peligro permanente y constante para los demás, y por insistir en dejar a nuestros pobres chicos eternamente en el rincón de la vergüenza.

Comentarios

Entradas populares de este blog

San Valentín es mas criollo que muchos de nosotros

Mañana es 14 de Febrero, día de San Valentín, no sólo en EEUU sino en gran parte del mundo, sólo en Latinoamérica es una fiesta oficialmente celebrada en Chile, Cuba, Ecuador, Puerto Rico, República Dominicana, Argentina y Uruguay. Sin embargo, en Colombia parece generar una dicotomía y un sentido patrio bastante peculiar. Recientemente un amigo mío me decía que encontraba ridículo que en el país celebráramos una festividad extranjera, sobre todo cuando en Colombia ya teníamos una fecha criolla para celebrarlo. No es el único que piensa así, y para todos ellos, incluido mi amigo, he querido dedicar esta columna. 
 Para comenzar, quiero partir de una pregunta ¿Qué hace que una fiesta sea nuestra? ¿Qué convierte a una festividad en algo autóctono? ¿Qué podría legitimar o desvirtuar una celebración en un país? Se me ocurren varios factores, el fervor de la gente que lo celebra, la cantidad de personas que lo hacen, el origen cultural de la festividad, el origen geográfico de la festivid…

Y a mí quién me representa

En un escenario político es muy usual ver a la gente descontenta, sobre todo en este pais, y más razón no pueden tener, hay fraudes electorales, los candidatos de siempre se queda, los nuevos se queman, las promesas son mentiras y la plata no se ve. El escenario es poco más que desfavorable para a actividad democrática.

Sin embargo la generalización no es buena cuando hablamos de un tema tan complejo y profundo como la política, constantemente los medios se centran en las cosas malas, y las buenas quedan desapercibidas, sin embargo ahi estan pasando constantemente.

Hay una falsa creencia entre la poblacion general y es el sentirse enteramente apolítico, el simple hecho de vivir en una nación pagar impuestos, ayudar a la economía (para bien o para mal) o hacer parte de una estadística nos mete en el sistema político, eso sin mencionar que es un tema que nos interesa a todos, no solo por los impuestos y la plata que se roban sino porque afecta directamente cada pequeño detalle de nuestr…

Nada es gratuito

En la política nada es gratuito, y no me refiero a los miles de millones de pesos gastados en publicidad, y que en estos dias vemos desfilar frente a nuestros ojos el 90% de nuestro tiempo despiertos, ya sea a través de televisión, radio, vallas, afiches, publicidad invasiva, volantes e incluso en las aristas de un andén. Tampoco me refiero a los millones de pesos que se andan repartiendo en tamales, lechonas y mermelada a diestra y siniestra por todo el país.  Hablo de todo el bagaje técnico que hay detrás de toda esa parafernalia política que a pocos les interesa pero a todos nos importa.

En el día de hoy analizaré algunos personajes y campañas políticas, ojo, no significa que esté haciendoles publicidad gratuita, ni vayan a tomar el titulo del post para maliterpretarme, los usaré porque son claros ejemplos de lo que en comunicación política son grandes estereotipos, ya sean éxitos o fracasos.

La política es una construcción compleja, abarca todas las esferas posibles de nuestra hum…