Ir al contenido principal

Nada es gratuito

En la política nada es gratuito, y no me refiero a los miles de millones de pesos gastados en publicidad, y que en estos dias vemos desfilar frente a nuestros ojos el 90% de nuestro tiempo despiertos, ya sea a través de televisión, radio, vallas, afiches, publicidad invasiva, volantes e incluso en las aristas de un andén. Tampoco me refiero a los millones de pesos que se andan repartiendo en tamales, lechonas y mermelada a diestra y siniestra por todo el país.  Hablo de todo el bagaje técnico que hay detrás de toda esa parafernalia política que a pocos les interesa pero a todos nos importa.

En el día de hoy analizaré algunos personajes y campañas políticas, ojo, no significa que esté haciendoles publicidad gratuita, ni vayan a tomar el titulo del post para maliterpretarme, los usaré porque son claros ejemplos de lo que en comunicación política son grandes estereotipos, ya sean éxitos o fracasos.

La política es una construcción compleja, abarca todas las esferas posibles de nuestra humanidad, pero quizás la más interesante es la construccion linguística y de discurso de la política. Se da por entendido que la habilidad discursiva es la base de todo entendimiento y por lo tanto es la llave maestra de la política, sin embargo, en este aspecto el lenguaje político es comparable con el lenguaje de una película.
Si es usted una de esas personas que se desconecta del mundo viendo cualquier tipo de película sin notar detalles, pensando que todo se ve con completa naturalidad y que no hay mucha influencia entre las cosas que se ven en pantalla y las que se omiten dejeme decirle que h vivido toda su vida engañado. Detrás de las camaras hay un gran equipo que elije si las flores son rojas o amarillas, si el tapete es delgado, de cuero o un felpudo, que determina si la pintura es blanca o azul y si la mesa debe ir a la derecha o a la izquierda. Y no, eso no se trata de un capricho de diseñadores, en la televisión y en el cine, el lenguaje va mucho más allá de la palabra hablada o escrita, nada es gratuito, y si las flores son azules y no amarillas es por un motivo, pare de contar.

La política funciona igual, detrás del candidato que sale ante las camaras y que parece improvisar sus respuestas en un debate en base a un basto conocimiento social y jurídico y que nos deslumbra con su inteligencia, hay un equipo de personas asesorándolo y enseñandole un discurso totalmente grabado que va a ser la base de toda declaración sea improvisada, preparada o espontánea.

Para dar un ejemplo hablaré de la candidata a la cámara de representantes por Bogotá Angelica Lozano, activista, abanderada de los temas de diversidad sexual en la capital, abiertamente lesbiana y con una bancada cada vez más grande, quizás producto de su discurso básico. Independientemente del tema del que hable, son rescatables algunas palabras que repite con bastante regularidad y que hacen parte de las 10 palabras discursivas base en cualquier declaración política. En el caso de la candidata resalto los lemas "se respeta"  e "imparable".


Tras  una desastrosa adminsitrción y un sentimiento generalizado de indignación, aparece bajada de los cielos una candidata al concejo que habla de las cosas que deben respetarse, la salud se respeta, los derechos se respetan, bogotá se respeta y la séptima se respeta eran frases comunes que mencionaba al menos una vez en cada declaracion asi fuera de 30 segundos. Si tocaba hablar del tema de la poblacion LGBT entonces decía "los derechos se respetan", si tocaba hablar del transmilenio decia "transmilenio se respeta".

Actualmente el discurso ha cambiado un poco, en parte porque ya no es al concejo a donde quiere llegar sino a la camara de representantes, y en parte porque la población objetivo a la que se dirige ya no mira desde la indignación, sino desde el empoderamiento social que han tenido las minorías sexuales en los ultimos años, el lema entonces debía adaptarse a la situación y comunicar el mismo empoderamiento y fuerza que la poblacion que desea representar, se logró a través del lema "Imparable". Me le quito el sombrero a la persona asesora o comunicadora que la asiste.



Todo esto no es más que un discurso pre estructurado que es muy versatil y que cabe en cualquier momento, sobre cualquier tema y en cualquier lugar y que posicionan al candidato frente a los demás a través del tiempo a medida que se van acumulando las pequeñas declaraciones en los medios, la cosntruccion es estable, firme y concreta, cosa que le gusta a la poblacion sufragante. Insisto, no significa que esté mal o bien, es una campaña muy completa y un excelente ejemplo de un discurso estructurado y claro. Como figura política tiene bien hecha la tarea de posicionamiento.

Sin embargo en temas politicos el lenguaje no se ciñe únicamente al discurso, esa es sólo la punta del iceberg, detrás hay una serie de ritos y simbolos característicos y que convierten a la política en un lenguaje universal.

Los símbolos son clave, en determinado momento una corbata roja o azul eran suficientemente claros politicamente hablando en Colombia, ahora los símbolos son un poco más complejos, como reitero, nada es gratuito y los detalles más insignificantes tienen una trascendencia enorme, no por cualquier motivo en campaña Roberto Gerlein sale con un prendendor de la virgen, ni el Ex presidente Alvaro Uribe se niega a dar una entrevista sin la bandera de Colombia en el fondo del set, eso tiene una connotación muy valiosa. Un puño cerrado incluso es un buen ejemplo de símbolo, uno que usó Gaitán en su momento y uno que Galán quiso copiar. La mano en el corazón hoy tan popular en el centro democrático es un símbolo muy viejo utilizado por Uribe desde la primera candidatura a la presidencia, todo está ahí por un motivo claro.




Finalmente estan los ritos, aquellas cosas que policamente se constituyen en algo fervoroso, y en lo que hemos convertido lentamente a las marchas, en un rito, las protestas ya sea en contra de transmilenio, por x colectivo, por la solidaridad, por la paz se han convertido en un rito, y el mejor ejemplo para este caso es el alcalde de Bogotá Gustavo Petro, que como buen maestro de ceremonias llama a los fieles al rito, uno que en principio se tomó la plaza de bolivar por semanas y que aun hoy tiene una repercusion grande en los medios.


Pero asi es la politica, llena de cositas que parecen imperceptibles pero que tienen un gran significado, no significa que vivamos en una mentira, ni que seamos victimas del sistema, son lenguajes universales que los politicos han aprendido a utilizar


Comentarios

Entradas populares de este blog

San Valentín es mas criollo que muchos de nosotros

Mañana es 14 de Febrero, día de San Valentín, no sólo en EEUU sino en gran parte del mundo, sólo en Latinoamérica es una fiesta oficialmente celebrada en Chile, Cuba, Ecuador, Puerto Rico, República Dominicana, Argentina y Uruguay. Sin embargo, en Colombia parece generar una dicotomía y un sentido patrio bastante peculiar. Recientemente un amigo mío me decía que encontraba ridículo que en el país celebráramos una festividad extranjera, sobre todo cuando en Colombia ya teníamos una fecha criolla para celebrarlo. No es el único que piensa así, y para todos ellos, incluido mi amigo, he querido dedicar esta columna. 
 Para comenzar, quiero partir de una pregunta ¿Qué hace que una fiesta sea nuestra? ¿Qué convierte a una festividad en algo autóctono? ¿Qué podría legitimar o desvirtuar una celebración en un país? Se me ocurren varios factores, el fervor de la gente que lo celebra, la cantidad de personas que lo hacen, el origen cultural de la festividad, el origen geográfico de la festivid…

Y a mí quién me representa

En un escenario político es muy usual ver a la gente descontenta, sobre todo en este pais, y más razón no pueden tener, hay fraudes electorales, los candidatos de siempre se queda, los nuevos se queman, las promesas son mentiras y la plata no se ve. El escenario es poco más que desfavorable para a actividad democrática.

Sin embargo la generalización no es buena cuando hablamos de un tema tan complejo y profundo como la política, constantemente los medios se centran en las cosas malas, y las buenas quedan desapercibidas, sin embargo ahi estan pasando constantemente.

Hay una falsa creencia entre la poblacion general y es el sentirse enteramente apolítico, el simple hecho de vivir en una nación pagar impuestos, ayudar a la economía (para bien o para mal) o hacer parte de una estadística nos mete en el sistema político, eso sin mencionar que es un tema que nos interesa a todos, no solo por los impuestos y la plata que se roban sino porque afecta directamente cada pequeño detalle de nuestr…