Ir al contenido principal

Sobre las malditas tendencias

No no soy un sujeto peleado con la moda, tampoco soy un resentido con lo IN, simplemente estoy en desacuerdo con algunas dendencias que se han venido marcando, y no, no estoy hablando de la falda de Lady Gaga, o de los calzoncillos pijameros de Santos.

En una epoca la publicidad era más popular si tenia mucho texto. En los periódicos viejos es normal ver un pedazo de ladrillo de texto diciéndonos por qué Colgate era la mejor marca de crema dental, y de por qué Dolores le tenía miedo a Dolorán. En la vida política era lo mismo, como he mencionado en uno que otro post, antes se argumentaba con ideas, y los discursos super ladrilludos estaban de moda, así como los millardos de seguidores que se quedaban a la interperie para escuchar el discurso de horas y salir pitando a tirarle piedra a las casas de teusaquillo enardecidos por la pasión que los caudillos les inspiraban.

Hoy en día todo es más directo, Colgate se ahorró todas sus lineas de por-qué-es-la-mejor, y se dedicó a difundir el "Marca #1 recomendada por odontólogos", cocacola se dedicó en hacer comerciales sociales alusivos a la felicidad, o a temas totalmente diferentes a lo que uno esperaría de un comercial de bebidas, y Dolores finalmente superó sus miedos y  venció a Dolorán de forma épica causándole la muerte publicitaria, solo para enfrentarse a Ádvil, Sevedol y otros medicamentos anti-lola.

La tendencia se extendió a la política, ahora digamos el partido MIRA no nos dice en qué consiste su tan aclamada Renovación Absoluta, el partido liberal no nos dice qué es lo tan liberal que promulga, el Partido verde no nos dice si es ecológico o tiene mareo, pero si nos venden un mensaje simple que nos deja en la inopia absoluta, pero que son joyas de la publicidad. Asi como cuando el chef cobra cien dólares por un plato que tiene dos pedacitos de salmón acomodados con pinzas y una decoración con la salsa que más que un baño parece una salpicadura, no es precisamente lo que nos quite el hambre pero es una joya de la culinaria.... bueno así.

Ahora tenemos el partido "para que vivas mejor", no se sabe a costa de qué, o qué entienden por vivir mejor, el que dice "que soy parte del cambio"  que no dice cambio para dónde, cuando, cómo, ni si nos van a cobrar en la factura de la luz por eso, y el partido de "la mano firme y el corazón grande" capaz de montar hasta una vaca al senado pero incapaz de argumentar 3 ideas coherentemente.

Los candidatos se venden toditos con una sonrisa en el rostro, con un  niño que tiene cara de susto, o con un anciano que mira la cámara con ojos de "sáquenme de aqui", pero no nos dan el carretazo de por-qué-ellos-son-la-mejor-opción. Solo salen lindos, y la gente va y vota... Ahora entonces un plan de gobierno depende de quien gobierne, y las ideas políticas se sujetan a quien las ejecute, en algún momento dejó de primar el bien colectivo sobre el individual.

Pero esas son las tendencias....

Se puso de moda también que un sólo candidato se venda como los doritos, con una presentación nueva para públicos diferentes, o mejor aún como Kotez, que tiene un producto especial para cada tipo de piel, entonces el político se hace su campaña para los ateos, su campaña para los gais, su campaña para los tauromaquios y otra para los anti-taurinos, se curan en salud y se venden en diferentes presentaciones para que la gente lo conozca y salgan a votar por ellos.... con unas propuestas totalmente divergentes y segmentadas, cuya función más que política es publicitaria en epoca de contienda electoral... pero esas son las tendencias, las malditas tendencias

Comentarios

Entradas populares de este blog

San Valentín es mas criollo que muchos de nosotros

Mañana es 14 de Febrero, día de San Valentín, no sólo en EEUU sino en gran parte del mundo, sólo en Latinoamérica es una fiesta oficialmente celebrada en Chile, Cuba, Ecuador, Puerto Rico, República Dominicana, Argentina y Uruguay. Sin embargo, en Colombia parece generar una dicotomía y un sentido patrio bastante peculiar. Recientemente un amigo mío me decía que encontraba ridículo que en el país celebráramos una festividad extranjera, sobre todo cuando en Colombia ya teníamos una fecha criolla para celebrarlo. No es el único que piensa así, y para todos ellos, incluido mi amigo, he querido dedicar esta columna. 
 Para comenzar, quiero partir de una pregunta ¿Qué hace que una fiesta sea nuestra? ¿Qué convierte a una festividad en algo autóctono? ¿Qué podría legitimar o desvirtuar una celebración en un país? Se me ocurren varios factores, el fervor de la gente que lo celebra, la cantidad de personas que lo hacen, el origen cultural de la festividad, el origen geográfico de la festivid…

Y a mí quién me representa

En un escenario político es muy usual ver a la gente descontenta, sobre todo en este pais, y más razón no pueden tener, hay fraudes electorales, los candidatos de siempre se queda, los nuevos se queman, las promesas son mentiras y la plata no se ve. El escenario es poco más que desfavorable para a actividad democrática.

Sin embargo la generalización no es buena cuando hablamos de un tema tan complejo y profundo como la política, constantemente los medios se centran en las cosas malas, y las buenas quedan desapercibidas, sin embargo ahi estan pasando constantemente.

Hay una falsa creencia entre la poblacion general y es el sentirse enteramente apolítico, el simple hecho de vivir en una nación pagar impuestos, ayudar a la economía (para bien o para mal) o hacer parte de una estadística nos mete en el sistema político, eso sin mencionar que es un tema que nos interesa a todos, no solo por los impuestos y la plata que se roban sino porque afecta directamente cada pequeño detalle de nuestr…

Nada es gratuito

En la política nada es gratuito, y no me refiero a los miles de millones de pesos gastados en publicidad, y que en estos dias vemos desfilar frente a nuestros ojos el 90% de nuestro tiempo despiertos, ya sea a través de televisión, radio, vallas, afiches, publicidad invasiva, volantes e incluso en las aristas de un andén. Tampoco me refiero a los millones de pesos que se andan repartiendo en tamales, lechonas y mermelada a diestra y siniestra por todo el país.  Hablo de todo el bagaje técnico que hay detrás de toda esa parafernalia política que a pocos les interesa pero a todos nos importa.

En el día de hoy analizaré algunos personajes y campañas políticas, ojo, no significa que esté haciendoles publicidad gratuita, ni vayan a tomar el titulo del post para maliterpretarme, los usaré porque son claros ejemplos de lo que en comunicación política son grandes estereotipos, ya sean éxitos o fracasos.

La política es una construcción compleja, abarca todas las esferas posibles de nuestra hum…